Radio Marca Cádiz

album-art

El Cádiz se agarra a la permanencia y condena al Granada (1-0)

Nadie ha dicho nunca que una permanencia en Cádiz puede ser tranquila. Al menos en los últimos años no está siendo así y el equipo de Pellegrino pretende seguir igual tras sumar la segunda victoria consecutiva en caa ante un rival directo como el Granada que queda desahuciado tras perder ante un buen Cádiz que mereció más pero que volvió a pagar caro su falta de gol. La insistencia del Cádiz tuvo premio con un golazo de Robert Navarro, primero en Primera División, y alguna decisión arbitral que volvió a perjudicar a los amarillos como el tanto anulado a Juanmi o la falta en la frontal de Batalla que ni siquiera señaló.

Dos cambios -uno obligado, el de Maxi y otro la vuelta de Fali- realizó Pellegrino para la batalla del Nuevo Mirandilla ante el Granada. Una decisión salomónica devolviéndole su lugar en el eje de la zaga al jugador catalán que tanto carisma imprime siempre en el equipo. El partido otra final más sin la etiqueta de final que el técnico no quiere ponerle, pese a estar en el tramo de Liga que estamos pero con la importancia de que ambos equipos podían quedar definitivamente relegados al descenso.

Mucho respeto en la primera parte

Cádiz y Granada tenían que ganar, sí o sí y así saltaron al terreno de juego. El Granada con una presión alta en línea de tres cuartos y el Cádiz intentando manejar una posesión sin éxito por lo que Sandoval y los suyos marcaron el plan de partido bien pronto: Robo y contraataque.

El Cádiz insistió en la posesión y fue encerrando al Granada atrás con un defectuoso remate de Chris Ramos después de una “carga” demasiado impetuosa del Granada sobre Sobrino que nadie consideró revisar; faltas como esas en el centro del campo se pitan pero no dentro del área y menos en la del Cádiz. Pero era el equipo de Pellegrino el que persistía e insistía con centros laterales que siempre acababan cerca de la portería o en las manos de Batalla; Juanmi la tuvo en el 24 de partido.

La buena primera parte amarilla no terminó de satisfacer la necesidad de un equipo que hace todo bien -o casi- pero al que le cuesta un mundo hacer gol y al que se le nubla la visión allí donde se deciden los partidos. La sensación era buena pero el resultado (0-0) al descanso no daba para conseguir el objetivo y los dos equipos se estaban haciendo el HaraKiri mutuamente.

Cambios en la segunda parte

Los dos entrenadores realizaron cambios al inicio de la segunda mitad; obligado Pellegrino por las dolencias de Kouamé dio entrada a Álex Fernández, mientras que Sandoval por Pellistri y Gumbau para contrarrestar el empuje infructuoso de la primera parte de los locales. Y lo que no se había logrado en 45 minutos lo consiguió el Cádiz en apenas cinco con una clase magistral de control y remate de Robert Navarro que está siendo el mejor jugador cadista desde la llegada de Pellegrino.

El partido se fue hacia un territorio complicado para los locales y en el que el Granada sumó efectivos y adelantó líneas lo que provocó nerviosismo en el Cádiz, totalmente incapaz de generar algo de peligro tras el gol. Álex Fernández evitó un gol seguro tras un saque de esquina y una falta anterior bien salvada por Ledesma en su primera aparición.

Otra decisión arbitral errónea

Los ataques nazaríes se quedaron en poco más mientras que las contras amarillas iban aumentando con el paso de los minutos y no terminaban de materializarse por fallos impropios de Primera División como el de Chris Ramos en un mano a mano con Batalla y en el posterior gol anulado por una falta inexistente del delantero gaditano que el árbitro se inventó. Si hay un empujón de Chris Ramos es porque hay uno previo a él, algo que el VAR no consideró revisar pese al perjuicio ocasionado al equipo amarillo.

En Primera hay cosas que no se pueden perdonar y una de ellas son las ocasiones ante el portero. Es cierto que Chris Ramos lo da todo en cada partido pero también que le falta la calidad en el último segundo para decidir partidos y ante el Granada se volvió a ver. Esta vez no hubo rival enfrente para hacer daño pero es obvio que perdonar en Primera como lo hizo el Cádiz es la peor de las sentencias. Por fortuna en esta ocasión salió cara la moneda y se suman tres puntos importantes para meter presión a Rayo, Celta, Sevilla y compañía.

Ficha técnica:

Cádiz CF: Ledesma, Iza, Fali (Ousou 66′), Chust, Javi Hernández; Kouamé (Álex 46′), Alcaraz, Sobrino (Alejo 75′), Robert Navarro Pires 75′); Chris Ramos (Guardiola 85′), Juanmi.

Granada CF: Batalla, Bruno Méndez, Rubio, Miquel, Neva; Hongla (Gumbau 46′), Ruiz, Sánchez (Cobernau 63′), Villar (Pellistri 46′), Melendo (Puertas 63′), Boyé.

Árbitro: Cuadra Fernández (comité balear) que amonestó a Ricard Sánchez, Sergio Ruíz, Chust, Rubio, Alejo. Corbenau,

Goles: 1-0 Robert Navarro (50′)

Scroll al inicio
Ir al contenido