Álvaro Cervera, técnico del Cádiz, estaba emocionado por el ascenso a Primera división después de mucho sacrificio. El técnico valoró la paciencia mostrada en el proyecto. “Todos los entrenadores ganamos y perdemos en algún momento. Todos los sistemas ganan y pierden. Hay que tener paciencia. Si estas todos los días en al ciudad deportiva viendo lo que hace tu equipo, viendo lo que hace tu entrenador se tendrían menos dudas”, afirmó.

El entrenador amarillo reconoció que conseguir el ascenso no ha sido nada fácil. “Hemos tenido momentos malos, pero siempre se ha creído en el equipo y en lo que se hacía. Vine hace cuatro años cuando el equipo estaba en Segunda B y tengo la suerte de que al final, si dios quiere, voy a jugar con ellos en Primera y voy a ver gente disfrutando con su equipo”.