Los de Álvaro Cervera trabajaron divididos en dos grupos de cara a la cita del martes.

Pocas horas después del partido ante el Tenerife, el equipo cadista se dio cita en la Ciudad Deportiva de El Rosal para trabajar de cara al choque de este martes ante el Elche. Los de Álvaro Cervera comenzaron a entrenar a las 9:30 horas para evitar las altas temperaturas que se presentaban.

Divididos en grupos, los jugadores que disputaron más de 45 minutos se ejercitaron en el gimnasio, quedándose en el campo aquellos que no jugaron y disputaron menos de 45 minutos. Acciones de ataque y defensa protagonizaron la sesión. Por otro lado, los jugadores con molestias hicieron trabajo específico al margen.

El equipo se ejercitará este lunes en horario de tarde para ultimar detalles antes de emprender el viaje a Elche.