Jerez está siendo testigo del broche de oro a la categoría MotoGP.  Con dos jornadas de entrenamientos en la que están presentes todas las escuderías que conforman la categoría reina del mundial de motociclismo. Se trata de los últimos test de la temporada, que ponen el colofón al año 2019 antes del descanso al que obliga el reglamento de la categoría.

22 pilotos en pista con la ausencia de última hora de Dani Pedrosa, piloto probador de KTM al que una gastroenteritis le impedía en la mañana del lunes participar y lo hará este martes en función de cómo se encuentre. También altas de última hora han sido la de Michele Pirro que reemplazaba al lesionado Francesco Bagnaia y el brasileño Eric Granado que lo hacía por Karel Abraham en el Reale Avintia Racing.

El día amanecía nuboso, si bien, la temperatura fue aumentando a lo largo de la mañana hasta alcanzar el asfalto los 21 grados, incluso alguno más, de ahí que los tiempos hoy salieran con facilidad y estuvieran los más rápidos a poco más de tres décimas del mejor registro de una MotoGP en esta pista, récord en poder del ‘rookie’ del año, el francés Fabio Quartararo que marcaba la pole en el pasado Gran Premio de España con un registro de 1.36.880. Era otro piloto Yamaha, en este caso el oficial Maverick Viñales quien establecía hoy la mejor marca con un registro de 1.37.187, seguido precisamente por el francés Quartararo que paraba el crono en 1.37.885. Tercer y cuarto mejor tiempo para los pilotos Suzuki con Joan Mir tercero (1.38.012) y Alex Rins, cuarto con 1.38.089. En quinto lugar se situaba el piloto del Yamaha Petronas, Franco Morbidelli con 1.38.117 a pesar de una caída esta tarde en la curva 5. Por su parte, con 66 vueltas completadas y un mejo giro de 1.38.227 se colocaba sexto el español Marc Márquez al que seguía otro piloto Honda, en este caso, Cal Crutchlow (1.38.253), Pol Espargaro (KTM) con 1.38.348 y los pilotos del Ducati Team, Danilo Petrucci y Andrea Dovizioso con 1.38.358 y 1.38.474 respectivamente.

Uno de los principales focos de interés se centraba en el box del equipo Honda Repsol, donde por primera vez compartían garaje los hermanos Márquez. Y es que el ‘novato’, Alex, rodó en Valencia con la Honda del team LCR, a diferencia de aquí en Jerez que ya lo hace en el box del que es su equipo para la temporada 2020, el Repsol-Honda donde tiene como jefe de filas a su hermano Marc, que hoy sufría un caída pasado el mediodía en la curva Jorge Lorenzo en la que se le salía su hombro derecho que el mismo volvía a colocar en su sitio, si bien, decidía acudir al centro médico del circuito para un reconocimiento más exhaustivo y descartar cualquier lesión. Una vez en el box, el Campeón del Mundo proseguía con su trabajo de pruebas con varias motos que tenía preparadas con distintas configuraciones para testar. Marc, finalizó la sesión con el sexto mejor tiempo, mientras su hermano Alex, en su labor de aclimatación a la categoría, completaba hoy un buen número de giros (68), marcando un mejor tiempo 1.39.413 que lo colocaba en la décimo séptima posición.

Mucho trabajo por delante en todos los equipos estos días en Jerez, labor en la que se afanan los pilotos para recabar el máximo de datos y referencias con las que los ingenieros continuarán el trabajo de evolución en estos meses de descanso, que no así de trabajo en sus respectivos cuarteles de invierno. Mañana, si el tiempo lo permite, se llevará a cabo la segunda y última jornada de test que hoy concluía antes de lo previsto al aparecer la lluvia de forma tímida a falta de media hora para la conclusión.

 

Como incidentes de la jornada hay que comentar las caídas de Aleix Espargaró, Eric Granado, Iker Lecuona, Pol Espargaro, Franco Morbidelli y la ya comentada de Marc Márquez.