Jesús Rodríguez se ha convertido en triste protagonista este pasado fin de semana tras el lamentable episodio protagonizado por el presidente del Extremadura. Este chico de Chiclana es uno de los muchos técnicos que trabajan alrededor del VAR durante un partido y ha querido hablar con MARCA para aclarar lo sucedido con Manuel Franganillo, presidente del club extremeño, que según el acta arbitral se acercó a él “dirigiéndose y gritando en los siguientes términos: ‘¡Cara mojón!’, “¡Estoy hasta los huevos del VAR!’, ‘¡Te vas a enterar!’.

Jesús lleva tiempo trabajado para LaLiga y aclara que “yo no soy árbitro, pero todos mis compañeros y yo trabajamos para ayudar lo máximo posible y por eso no nos gusta que sucedan estas cosas”. Refiriéndose a la situación que recoge el acta admite que “fue una situación muy triste y muy tensa. Habíamos terminado y yo había ido a recoger los equipos y los pinganillos que llevan los árbitros. Fui a la sala, los colegiados me dijeron que esperara fuera y cuando estaba esperando en la puerta vi llegar a una persona enchaquetada insultando, acusándome con el dedo y diciéndome la famosa frase que ya todo el mundo sabe”. Pero lo curioso es que “en ese momento no sabía que ese señor era el presidente. Me enteré después cuando salí del estadio”, comenta.

Todo ocurrió después del partido que la Ponferradina empató con un penalti muy protestado por los locales. “Todo lo vieron los árbitros y yo lo que hice fue irme e ir a avisar a la policía para que fuera al vestuario de los colegiados. Está claro que yo pagué los platos rotos y es muy triste que pasen estas cosas”. Y es que Jesús deja claro que “yo no soy árbitro, yo soy un trabajador, un técnico encargado de hacer que funcione el VAR, una herramienta más para ayudar al árbitro”. Pero no niega que “ahora el insulto es gratuito y no es la primera vez que se nos insulta ni en este ni en otro estadio, tanto a mí como a otros muchos compañeros”.

“La situación no debe ir a más porque el VAR está para ayudar y desde que yo trabajo tiene una efectividad del cien por cien”, asegura. “El VAR es lo mejor que se ha inventado, tiene cámaras instaladas por todos lados, cámaras en 3d, lo ve absolutamente todo y es lo más exacto que puede haber y no entiendo nada de lo que está ocurriendo en torno al VAR”.

Jesús denuncia una situación alrededor de la gente que trabaja para que el VAR funcione. “Somos mucha gente, técnicos, cámaras, operadores y mucha gente que intentamos ayudar al árbitro pero no tenemos por qué sufrir los insultos de la gente. Somos trabajadores”.