Los gaditanos se llevaron los tres puntos en su debut en la Liga SmartBank 19/20 tras una segunda parte espectacular y con un Javi Navarro estelar.

Comenzaba la Segunda División en Cádiz, el esférico corría en Carranza y el conjunto que dirige Cervera empezaba el partido sin intensidad ante un recién ascendido, la Ponferradina comandada por Jon Pérez Bolo. El equipo que regresaba a la división de Plata tres años después se plantó en el partido con el esquema de la temporada pasada, el 4-4-2 con un bloque compacto, defendiendo ante un Cádiz inofensivo que únicamente lo intentaba con Salvi Sánchez.

Los primeros 15 minutos transcurrieron con normalidad, sin apenas ocasiones peligro en las porterías de ambos equipos, Cifuentes y Manuel García eran momentáneamente dos espectadores más del partido. En el minuto 17 de partido iba a producirse un hecho determinante en el transcurso del partido, Ríos Reina realizaba una entrada con los tacos en la pierna del siete cadista e inmediatamente era expulsado por el colegiado granadino del encuentro, Moreno Aragón.

La expulsión provocó que se produjesen, sorprendentemente, los mejores minutos del equipo con diez jugadores, y es que la Ponferradina lo intentaba constantemente a través del balón parado y, quien la sigue, la consigue. A un minuto de llegar al descanso en una primera parte en la que el Cádiz se mostró inofensivo y sin carácter, Oscar Sielva realizó un centro medido que remató  el central Pablo Trigueros, Cifuentes salvó el balón, o eso parecía hasta que el VAR dictó justo lo contrario, el esférico había atravesado la línea de gol y el conjunto amarillo terminaba una primera parte desastrosa.

La segunda parte, otro partido distinto

El Cádiz perdía pero lo peor no era el resultado sino los goles, el canterano Javi Narvarro entró en el terreno de juego en sustitución de Garrido y el encuentro cambió radicalmente, el conjunto dirigido por Cervera comenzó a dominar a una Ponferradina que acusaba el cansancio físico.

Atacaba y atacaba el conjunto local arropado por una afición que estaba volcada con su equipo, Javi Navarro y su juego eléctrico volvían locos a la defensa de los visitantes y en el minuto 55, el mencionado canterano recortó hacia dentro y realizó un disparo imparable para Manuel García.

Con el empate, los gaditanos proseguían su camino y buscaban la victoria, Perea iba a ser el encargado de poner al Cádiz por delante en el minuto 76 con un disparo desde la frontal del área tras un córner, aunque los golazos no acababan en Carranza. Nano Mesa, que disputaba sus primeros minutos con el Cádiz en la Liga SmartBank, comenzó la temporada con una media chilena que levantó a los aficionados del templo cadista para poner el 3-1 en el marcador en el minuto 86, el resultado ya no iba a cambiar.

Remontada cadista en una segunda parte brillante, los amarillos comienzan la temporada con tres puntos importantes que son el camino a seguir, sea cual sea el objetivo, Carranza es el jugador número 12, primera piedra superada.