Lhoja de ruta del Cádiz CF parece que va a variar poco este año, en cuanto a filosofía de juego se refiere. Sin embargo, a falta de algunos fichajes y salidas en la plantilla, Cervera no quiere aún posicionarse al lado del objetivo normal y coherente, el de los 50 puntos, o en el lado ambicioso y quizás un poco más irreal que el del ascenso a Primera. Y no porque no tenga capacidad para ello, sino porque la competencia en la nueva Liga Smartbank es tan alta, que jugar a adivinos y ser el guerrero más poderoso, se antoja difícil. Y si no, que le digan al Cádiz que tiene que estar por encima, por ejemplo, de un Zaragoza que ha fichado a un jugador que hace nada estaba en el Manchester United y en el Borussia Dortmund. Por eso, Cervera ha preferido ser más prudente y dejar claro que “no sé cuál es el objetivo, hasta que no tenga la plantilla no lo puedo saber y también hay que ver el resto de equipos”.

Sabe el técnico que este año debe superarse a sí mismo. Que está ante su último año de contrato y las concesiones van a ser menores. Por ello lanza un mensaje claro de lo que quiere, de lo que necesita. “Me gusta jugar con extremos, yo le doy mucha importancia porque es vital para cualquier equipo” y se ha visto siempre en el Cádiz con Salvi y Álvaro García o Jairo y Darwin el año pasado. Pero a falta de unos días para el arranque, el equipo está cojo y “tenemos que tener dos jugadores por puestos competitivos y hay posiciones como las bandas, los laterales y en la delantera que faltan. Me imagino que vendrán”. Aunque quien conoce al técnico sabe que a estas alturas ya le gustaría, al menos, tener uno de los extremos. En la delantera, la irrupción de Caye parece que palia la ausencia de un delantero más contrastado.

En esa suposición anda inmersa la dirección deportiva del club, necesitada de dos extremos de banda izquierda y de un delantero. Porque hay dudas en las llegadas pero no en las salidas ya que parece que cuenta con Perea pero no con otros: “Perea está lesionado, Sergio Sánchez creo que hay otros jugadores con más ritmo que él y a Romera el club ha comunicado que la prioridad es que salga. Kecojevic también está entre ellos”.

De la pretemporada destaca que “hay cosas buenas como la actitud, la solidaridad y la colocación pero tenemos problemas, por ejemplo que si no robamos estamos todo el tiempo defendiendo”. Sabe que la presión y robo es un problema que existe y que “no conseguimos solucionarlo. En líneas generales, estamos más o menos. Son problemas que hemos tenido de otros años y no nos han causado graves consecuencias. El equipo sigue siendo fiable. Se soluciona de muchas maneras, pero solucionarlo sin que aparezca otro problema es difícil”.