Se acabó el debate. El presidente del Cádiz ha dejado claro en una entrevista concedida a Teledeporte que su única apuesta y la de su director deportivo para el año que viene es la de Álvaro Cervera. Que no hay discusión alguna y ha mostrado su absoluta confianza en el técnico cadista que el pasado jueves había manifestado en rueda de prensa su deseo de cumplir el año que le resta de contrato. Manuel Vizcaíno ha dicho que “es lógico que el míster diga que quiere seguir el año que viene porque yo también lo que quiero es que él esté sentado en el banquillo del Cádiz por el magnífico trabajo que ha hecho”.
En una clara y sabia muestra de intenciones, Vizcaíno ha vuelto a defender, una vez más, al entrenador que ha conseguido asentar al Cádiz en Segunda División donde ha logrado 64 puntos en las tres calcadas temporadas (en la primera le valió para entrar en los playoffs pero no en la del año pasado ni en ésta). Y además, en la misma línea marcada por Cervera, el presidente también ha mostrado la confianza en lograr el objetivo del ascenso más pronto que tarde siguiendo la actual línea de trabajo: “Peleando como estamos haciendo cada año, alguna temporada nos tocara”.
Es una manera directa de terminar con los rumores sobre la continuidad de Álvaro Cervera en el banquillo y, una vez más, Manuel Vizcaíno vuelve a defender a su entrenador, al igual que hizo al inicio de la temporada, por el mes de octubre, cuando pedían la destitución del entrenador de un equipo que por aquel entonces coqueteaba con los puestos de descenso. Su confianza en el trabajo de Cervera le dio la razón y un año más el equipo se quedó a las puertas de la lucha por el ascenso, un objetivo más que cumplido para un club que busca asentarse en la categoría, temporada tras temporada.