A pesar de haber sumado tres puntos el pasado fin de semana gracias a la victoria, sin jugar, ante el desaparecido del fútbol profesional Reus Deportiu, las malas sensaciones en el juego cadista continúan, precisamente, por no haber tenido la posibilidad de borrarlas en un fin de semana que ha servido, sin embargo, para volver a situar a los amarillos en posiciones de fase de ascenso tras la derrota del Mallorca.

No será hasta el lunes cuando salte al verde de Carranza el conjunto de Álvaro Cervera. Y lo hará para medirse a un Real Zaragoza que no ha marcado en el coliseo gaditano desde que el cuadro andaluz regresara a Segunda División, habiendo caído (3-0 y 2-0) en sus dos últimas visitas a Cádiz.

No obstante, no dejan de ser estadísticas, nada fiables una vez que arranca el partido. Lo que sí le puede servir a la escuadra cadista es, sin lugar a dudas, el regreso de los dos mejores futbolistas de la primera plantilla: Darwin Machís y Manu Vallejo, que volverán a estar disponibles tras perderse el choque ante el Córdoba por estar con Venezuela y con la selección española sub21, respectivamente.

Con el ex del Granada y con el canterano, Cervera podrá volver a alinear un ataque temible que podría estar complementado por diversas opciones que, pese a ser todas válidas, no hay ninguna clara: Salvi, Lekic, Querol, Jairo, Álex Fernández o Aketxe son algunas de las posibilidades que se plantean en el horizonte para el once titular del conjunto amarillo. La única solución es esperar al propio lunes para saber por qué opta el técnico cadista para disputar otro partido vital en las aspiraciones gaditanas.