Durísimo revés para la futura Copa FIM de MotoE que debe disputarse por primera vez esta temporada. En la madrugada pasada, a las 00:15 concretamente, se produjo un incendio en la carpa donde se guardan todas las motos y prácticamente todas quedaron destruidas y gran parte del material.

Las causas están por determinar, pues Enérgica, la marca suministradora, ya ha abierto una investigación para esclarecer el caso, aunque se sospecha que pudo iniciarse por algún cargador.

Las Motoe disputaron ayer una jornada de test en el circuito de Jerez y hoy debía celebrar la segunda. A la conclusión de cada ensayo, las monturas se guardan todas juntas en una carpa en el ‘paddock’.

Este hecho es un serio contratiempo para el certamen que debe empezar el fin de semana del 3-4-5 de mayo, precisamente en el trazado andaluz, pues la fabricación de unos nuevos prototipos supone un largo proceso y el tiempo escasea.