El Cádiz rompió su gran racha de cuatro partidos seguidos ganando al caer en el Martínez Valero en un duelo donde no pudo contar con su delantero centro titular, Dejan Lekic, y el conjunto amarillo lo notó. Tanto es así, que el Cádiz acabó buscando el tanto del empate con Kecojevic como delantero centro.

Renella, el único delantero centro del equipo que viajó a Elche, aguardó su momento en el banquillo, pero vio cómo Salvi, Aketxe y Álex Fernández fueron los elegidos para entrar al verde a pesar del marcador adverso. El propio entrenador Álvaro Cervera admitió en rueda de prensa que quizás se precipitó con los cambios efectuados.

Asimismo, el técnico cadista sorprendía a todos optando por David Querol en banda derecha y colocó en punta de ataque a dos de los jugadores más destacados del Cádiz en la presente campaña: el canterano Manu Vallejo y el fichaje estrella Darwin Machís.

Era la primera vez que coincidían sobre el terreno de juego ambos jugadores, ya que, desde la llegada del venezolano, Manu Vallejo sólo ha disputado dos partidos debido a una lesión. Frente al Nàstic de Tarragona, el chiclanero entró sustituyendo a Darwin y ambos se marcharon con un gol en su cuenta particular. El fin de semana siguiente, contra el Albacete, fue el reciente fichaje del Valencia quien dejó su sitio para que entrara el ‘vinotinto’, no sin antes provocar el penalti que dio los tres puntos a su equipo.

Pero ante el Elche, ambos jugadores se vieron neutralizados por la zaga ilicitana. Los dos futbolistas tienen un perfil similar: no son delanteros de referencia a pesar de que tienen gol y les gusta arrancar desde la izquierda para acabar por dentro.

Con Jairo, que parece indiscutible por la banda izquierda para Álvaro Cervera, la opción más propicia parece colocar a Darwin o a Manu por detrás del delantero con mayor libertad de movimientos ya que el costado diestro parece destinado para Salvi o Querol, a pesar de que Manu Vallejo también ha alternado minutos en esa posición.

El próximo sábado el Cádiz recibe al Lugo en el Ramón de Carranza y con la vuelta de Lekic, parece complicado volver a ver a sobre el césped juntos a dos de los máximos anotadores del conjunto amarillos.