El partido disputado en la mañana del domingo entre Alcorcón y Cádiz en el estadio municipal de Santo Domingo tuvo un espectador de excepción en las gradas del estadio alfarero: Álvaro García. El futbolista, ex del Cádiz y actualmente en las filas del Rayo Vallecano, de Primera División, no dudó en asomarse al partido para apoyar a los que eran sus compañeros hasta esta temporada, cuando ha sido traspasado al conjunto madrileño.

El veloz extremo utrerano fue visto animando a su ex equipo, e incluso al término del partido muchos de los integrantes de la primera plantilla del club amarillo, incluido el cuerpo técnico, se acercaron a la zona donde se encontraba uno de los artífices del ascenso de la entidad gaditana al fútbol profesional. Una visita que trajo suerte a los cadistas, pues lograron remontar el tanto inicial de Albert Dorca con dos goles en la recta final de Marcos Mauro y del recién llegado Darwin Machís.