La Balona ‘se deja’ remontar un partido que empezó ganando ante un Melilla batallador que, con goles de Héber y Richi, neutralizó el tanto de Sergio Rodríguez y deja al cuadro linense en séptima posición a ocho puntos de la zona noble de la tabla clasificatoria. Además, Pirulo fue expulsado al término del partido por insultar al árbitro, un hecho que conllevará una contundente sanción al ex de Los Barrios.

Comenzó el encuentro igualado, entre dos conjuntos potentes de la categoría que empezó decantando el conjunto de Jordi Roger a través de un Sergio Rodríguez que aprovechó un córner botado cuando faltaban pocos minutos para llegar al descanso. Sin embargo, Héber Pena ponía la igualada con la colaboración de la zaga cuando tan solo restaban 120 segundos para llegar al ecuador del partido. Eso sí, los locales, antes del pitido del colegiado, volvieron a tener otra clara ocasión que Sana envió al larguero de la meta de Dani Barrio.

En el segundo acto, cuando transcurrían cinco minutos, una falta en la frontal del área local era botada por Richi. Su disparo, que tocó en la barrera, acabaría alojándose en la meta balona toda vez que el propio Sana lo había desviado desde la barrera.

En ese instante, los nervios y la calidad melillense motivaron que los de Roger apenas inquietaran a Dani Barrio, que vivió una segunda mitad plácida ante un equipo, el balono, que solo ha sumado un punto en los cuatro encuentros disputados en 2019 en un Municipal en el que la visera continúa siendo motivo de polémica.