La bomba saltaba a primera hora de la tarde. Desde Valencia se afirmaba que el canterano Manu Vallejo formará parte del club ché tras una operación de 6 millones de euros que aún no se ha firmado. En medio de salidas y llegadas por confirmar como las de Darwin, Querol y Espino, se produce el traspaso más sonado del mercado de invierno que, a falta de oficialidad, se producirá en las próximas horas.

Fuentes consultadas del Cádiz CF no niegan la información y prefieren “no hacer declaraciones al respecto”, mientras que desde el conjunto valencianista tampoco se desmiente la operación que dejaría al jugador cedido hasta final de temporada en el equipo cadista y que dejaría en las arcas una cantidad cercana a los seis millones de euros más variables.

El jugador de Chiclana de la Frontera renovó a finales de 2018 su contrato con el Cádiz CF y en un año podría formar parte de una plantilla de Primera con aspiraciones europeas en los últimos años. Su nuevo contrato que le mantenía hasta el 30 de junio de 2023 vinculado a la entidad cadista, le dejó una cláusula de 15 millones de euros. De producirse, el Cádiz estaría paliando la compra obligatoria de Darwin Machis en caso de ascenso, por valor de 6,5 millones.

 

Brian Oliván no quiere irse al Huesca

A la bomba de Vallejo se suma ahora el ‘overbooking’ al que tendrá que hacer frente Álvaro Cervera en el lateral izquierdo, tal y como ha adelantado Radio Marca Cádiz.

Y es que el club amarillo está tratando la marcha de Brian Oliván al Huesca de Primera división, interesado en hacerse con los servicios del lateral catalán. Sin embargo, el deseo del ex del Granada es incluir una cláusula por la que quedaría libre automáticamente en caso de descenso del cuadro aragonés, algo que la entidad oscense no está dispuesta bajo ningún concepto.

En esta tesitura, los responsables del Cádiz han optado por reforzar el flanco izquierdo igualmente con la llegada de Luis Alfonso Espino, un futbolista de 27 años procedente de Nacional de Montevideo y cuya incorporación se hará oficial en las próximas horas.

De esta forma, la dirección deportiva que encabeza Óscar Arias tendrá que dar salida bien al propio Brian Oliván o a José Joaquín Matos, que se marcharía cedido en busca de los minutos que no está disfrutando en la capital gaditana.