El San Fernando vuelve a ganar. El San Fernando vuelve a estar entre los cuatro primeros clasificados y, lo que es más importante, ha logrado sumar su punto número 27 en la primera semana de diciembre. Y lo ha hecho a base de empuje, sufriendo, pero anotando el gol decisivo en el último minuto del tiempo reglamentario. Gabi Ramos remachó a la red un saque de esquina y desniveló una balanza que, en el primer acto, igualaron Pablo Sánchez (33’) y Trinidad (44’).

Pocas novedades introdujo José Pérez Herrera en el once inicial. Pablo Sánchez recuperaba la titularidad en detrimento de Manu Ramírez. El atacante gaditano, además, comenzó a circular más por dentro y dejó a Carri las labores propias del extremo zurdo. Los isleños tenían la clara consigna de vencer y, por ello, trataron de poner cerco rápidamente a la meta defendida por el portugués Leo Santos. Lo intentó Carri a los cinco minutos con un lanzamiento de falta que se marchó a la esquina tras impactar en la barrera y Bruno Herrero y Pedro Ríos buscaban generar peligro conectando en banda derecha.

El Don Benito, por su parte, prefería un juego más pausado, espeso y sin riesgos. Que el ritmo no fuera alto, para incomodar de este modo a la tropa azulina. Lo consiguió en el primer acto, si bien una gran jugada cañaílla a los 15 minutos finalizó con un servicio desde la diestra de Gabi Ramos que Pau Franch cabeceó desviado por poco.

A pesar de todo, el San Fernando no estaba del todo cómodo y el Don Benito se estiraba sin prisa pero sin pausa. Conscientes de esta situación, los de Pérez Herrera buscaron reactivarse con un remate de Pedro Ríos en el segundo palo a centro de Bruno obligó a Leo a estirarse a fondo y detener en dos tiempos. Era la antesala del estreno anotador de Pablo Sánchez.

Saque de esquina con rosca cambiada de Bruno, cepillada en el primer poste de Pedro Ríos y, en el segundo, apareció el atacante ex del Llagostera para subir a su cuenta particular el primer tanto de la temporada. Sánchez celebró con rabia la diana que servía para desatascar un difícil partido.

El Don Benito encajó el tanto y también tuvo que lamentar la lesión de Ale Zambrano, comandante de la sala de máquinas calabazona. También a balón parado, en el 36’, Lolo Guerrero acarició el segundo al rematar al lateral de la red un servicio cerrado de Bruno Herrero.

Se las prometía felices el San Fernando, cuando, sin embargo, fue el Don Benito el que asestó un duro mazazo. A falta de un minuto para llegar al ecuador, Abraham Pozo botó un saque de esquina que rechazó la zaga azulina. El balón fue suelto en segunda jugada hasta que un zapatazo de Trinidad dentro del área lo mandó directamente a la red defendida por un Rubén Gálvez que nada pudo hacer.

La segunda mitad, por tanto, era un volver a empezar. Los cañaíllas, quizás frustrados por su actuación en el primer tiempo, quisieron desquitarse en la reanudación. Nada más comenzar, Pau Franch y Bruno pusieron en aprietos a Leo Santos. El San Fernando mordía y, fruto de ello, Pedro Ríos se encontró con una gran oportunidad en el 58’. Por desgracia para él, en el mano a mano con el portero, Ríos mandó el cuero con la zurda por encima del larguero.

Parecía que el gol azulino sería cuestión de tiempo. Pero, a pesar de las ganas de los locales, el Don Benito supo contener a su rival y reponerse del arreón inicial de los isleños. Tanto es así que el míster decidió modificar su táctica con la entrada de Jacobo (por Carri) y Buba (por Pablo Sánchez), con la esperanza de dinamitar la contienda.

El central Mario Gómez tuvo en su testa una buena oportunidad para adelantar a su equipo, pero el San Fernando tenía claro que debía lanzarse a por todas por el triunfo. Con dos puntas, el asedio azulino era ya más que evidente. Trinidad evitó un remate cantado de Buba en el segundo palo y el equipo visitante trataba de rascarle segundos al crono intentando detener el juego.

La última bala azulina fue la de Manu Ramírez, que sustituyó a Bruno en el 82’. El lepero fue el elegido para lanzar el balón parado en los últimos minutos y, gracias a su zurda, llegó el ansiado segundo tanto. Un centro cerrado desde la esquina fue, otra vez, prolongado en el primer palo y, en el área pequeña, Gabi Ramos solo tuvo que enviarla con furia a la red para algarabía de la grada.

Tres semanas después, el San Fernando vuelve a ganar y ya suma 27 puntos, los mismos que un Cartagena que es tercero y que tendrá que recibir a una ilusionada tropa cañaílla este próximo domingo a las 18:00 h. en el Cartagonova.